UNIDAD II: RENACIMIENTO Y BARROCO




UN MUNDO DETRÁS DE LA BURLA Y LA LOCURA





EL OTRO EXTREMO: EL BARROCO





Velazquez-Las Meninas (detalle)




 El siglo XVII fue para España un período de grave crisis política, militar, económica y social que terminó por convertir el Imperio Español en una potencia de segundo rango dentro de Europa. Los llamados Austrias menores -Felipe III, Felipe IV y Carlos II- dejaron el gobierno de la nación en manos de ministros de confianza entre los que destacaron el duque de Lerma y el conde-duque de Olivares.

 La sociedad española del siglo XVII era una sociedad escindida: la nobleza y el clero conservaron tierras y privilegios, mientras que los campesinos sufrieron en todo su rigor la crisis económica. La miseria en el campo arrastró a muchos campesinos hacia las ciudades, donde esperaban mejorar su calidad de vida; pero en las ciudades se vieron abarcados al ejercicio de la mendicidad cuando no directamente a la delincuencia. Este hecho, trajo como consecuencia que durante el siglo XVII se duplicara el número de eclesiásticos en España.

 El pensamiento racionalista tuvo en el siglo XVII algunas de sus figuras más destacadas: Descartes, Leibniz, Spinoza... Todos ellos relegaron la posibilidad de un saber revelado y defendieron que la razón es la principal fuente de conocimiento humano. De este modo sentaron las bases del racionalismo. Quienes más influyeron en el pensamiento posterior fueron el físico italiano Galileo Galilei y el matemático francés René Descartes. Debido a sus conclusiones, Galileo fue sometido a un humillante proceso inquisitorial, en el que se le obligó a abjurar de sus argumentos sobre el desplazamiento de la Tierra alrededor del Sol. 

 René Descartes fundamentó el racionalismo filosófico y científico, siguiendo un método deductivo.

 En España, la influencia del racionalismo apenas se dejó sentir. En su lugar, se registra una actitud de escepticismo hacia la naturaleza humana, escepticismo que conduce a una visión pesimista del mundo radicalmente opuesta al optimismo renacentista. O bien hacia la burla o la sátira….Surge una abundante literatura burlesca y satírica. 



En Francia, el matemático Blaise Pascal puso límites al racionalismo dominante en la época. Para Pascal, la razón no puede explicar satisfactoriamente las verdades revela-
das y, por tanto, debe dejar paso a los sentimientos.

Esta oposición entre razón y sentimiento está sintetizada en una famosa frase de Pascal:
«El corazón tiene razones que la razón no conoce».



Responder el siguiente cuestionario:


1- ¿En qué consistió la crisis española del S.XVII?

2- ¿Cómo era la sociedad española?

3- ¿Qué es el pensamiento racionalista?

4- ¿Quién es Descartes y en qué consite su método cartesiano?

5- ¿Por qué en España no se sintió el racionalismo europeo?



DOS MANERAS DE LA POESIA: 

QUEVEDO Y GÓNGORA




UNIDAD I/ EDAD MEDIA Y HUMANISMO

EDAD MEDIA 




¿Cómo era ese mundo?



INTRODUCCIÓN: 


La Edad Media es el período de la historia europea entre la caída del Imperio romano de Occidente en el siglo V, hasta el siglo XV.


Su comienzo se sitúa tradicionalmente en el año 476 con la caída del Imperio Romano de Occidente y su fin en 1492 con el "descubrimiento" de América, o en 1453 con la caída del Imperio Bizantino, fecha que coincide con la invención de la imprenta (Biblia de Gutenberg) y con el fin de la Guerra de los Cien Años.

Para recordar fechas y ubicarnos:

E.M= S.V -S XV (Caída del Imperio - Biblia de Gutenberg)



No obstante, las fechas anteriores no han de ser tomadas como referencias fijas ya que nunca hubo ruptura brusca en el desarrollo cultural de Europa.


Parece que el término lo empleó por vez primera el historiador Flavio Biondo de Forli, en su obra “Historiarum ab inclinatione romanorun imperii decades” (“Décadas de historia desde la decadencia del Imperio romano”), publicada en 1438 aunque fue escrita treinta años antes.


El término implicó en su origen una parálisis del progreso, considerando que la Edad Media fue un periodo de estancamiento cultural, ubicado cronológicamente entre la gloria de la Antigüedad Clásica y el Renacimiento. La investigación actual tiende, no obstante, a reconocerle algo más de importancia:  constituye un fundamento de la construcción histórico cultural de lo que hoy llamamos "Europa". 


Para ver o escuchar mientras seguimos leyendo: